Grecia insta a Alemania a detener las exportaciones militares a Turquía


Turquía ha encargado seis submarinos Tipo 214 a Alemania. Crédito: Wikimedia Commons

Grecia repitió un llamado a Alemania durante el fin de semana para suspender la exportación de equipo militar a Turquía debido a las políticas agresivas de Ankara en el Mediterráneo Oriental.

En un artículo del periódico Die Welt , el ministro de Relaciones Exteriores griego, Nikos Dendias, instó a Alemania a detener la venta de submarinos a Turquía, diciendo que la medida alteraría el equilibrio de poder existente y permitiría a Ankara desestabilizar el Mediterráneo oriental.

Dendias dijo que los submarinos alemanes de la clase Tipo 214 (la Armada Helénica tiene actualmente cuatro de estos buques) «nos dan una ventaja estratégica en el sudeste del Mediterráneo y el Egeo».

«Si Alemania entrega (estos buques), Turquía volverá a tener una ventaja sobre Grecia», dijo.


Ankara ha encargado seis submarinos Tipo 214.

En octubre, Berlín desestimó los pedidos de Grecia de un embargo de armas a Turquía, y su Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que el gobierno federal sigue «una política de exportación de armas restrictiva y responsable».

Agregó que las licencias para la exportación de armas a Turquía son «muy bajas» y se otorgan «después de una cuidadosa consideración y a través del prisma de los parámetros de política exterior y de seguridad».

Turquía es el principal receptor de exportaciones de armas alemanas

Sin embargo, un documento clasificado revelado por la Agencia de Prensa Alemana (DPA) en junio, decía que Turquía es el primer receptor de exportaciones de armas alemanas por segundo año consecutivo.

Según el documento, Turquía recibió el año pasado armas por valor de 344,6 millones de euros de Alemania, lo que representa más de un tercio de las exportaciones totales de armas de Alemania.

Después de la invasión de tropas turcas a Siria en octubre de 2019, el gobierno federal de Alemania impuso una prohibición parcial de exportación de armas a Turquía. Sin embargo, esto solo se aplica a las armas que podrían usarse en la guerra de Siria.

Según el documento, las armas entregadas el año pasado fueron exclusivamente para fines “marítimos”.

Die Welt señaló que, aunque Berlín critica públicamente las acciones de Turquía en conflictos regionales, incluidos Siria y Libia, continúa exportando grandes cantidades de armas a Ankara.