El Reino Unido se convierte en el primer país del mundo en aprobar la vacuna Pfizer Covid-19


Crédito: unsplash

El Reino Unido se ha convertido en el primer país del mundo en aprobar la vacuna contra el coronavirus de Pfizer / BioNTech para un uso generalizado.

El regulador británico MHRA, dice que la inyección, que ofrece hasta un 95% de protección contra la enfermedad de Covid-19, es segura para su implementación a partir de la próxima semana.

Las vacunas podrían comenzar en unos días para las personas en grupos de alta prioridad.

El director ejecutivo de Pfizer, nacido en Salónica, Albert Bourla, elogió la noticia en un tuit y agregó que la compañía espera nuevas acciones regulatorias en todo el mundo en los próximos días y semanas.


El Reino Unido ya ordenó 40 millones de dosis, suficientes para vacunar a 20 millones de personas, con dos inyecciones cada una.

Alrededor de 10 millones de dosis deberían estar disponibles pronto, y las primeras dosis llegarán al Reino Unido en los próximos días.

Es la vacuna más rápida de la historia en pasar del concepto a la realidad, y solo tarda 10 meses en seguir los mismos pasos de desarrollo que normalmente abarcan una década.

La aprobación del Reino Unido simplemente aumenta la tensión en los Estados Unidos, ya que la misma vacuna producida en Estados Unidos / Alemania continúa en la FDA a la espera de la aprobación de ese organismo.

Los reguladores de drogas ya han sido objeto de críticas por parte de la Casa Blanca por no moverse con la velocidad necesaria en la campaña para hacer llegar las dosis al público.

Pero fue un día glorioso en el Reino Unido, con el secretario de Salud británico Matt Hancock exultante después de la aprobación.

«La ayuda está en camino con esta vacuna, y ahora podemos decir eso con certeza, en lugar de con todas las advertencias», afirmó.

“Equipos separados trabajaron en paralelo”, “día y noche”, incluidos los fines de semana, verificando todos los aspectos de la seguridad de las vacunas, sin esperar los resultados de un área antes de comenzar la investigación en otra, explicó June Raine, directora de la MHRA.

La Dra. Penny Ward del King’s College London declaró después de la aprobación que, a diferencia de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que controla todos los medicamentos y vacunas aprobados en la UE, “la MHRA puede hacer preguntas a medida que avanza y proporcionar respuestas más rápidamente como un solo servicio».

La EMA, con sede en Ámsterdam, sigue un proceso rápido, al que denomina «pruebas en curso», para analizar datos sobre la seguridad y eficacia de las vacunas COVID-19 tan pronto como se producen.