Trikala «La Pequeña Paris» de Grecia


Trikala

Trikala es una hermosa ciudad ubicada en el norte de Grecia. Los visitantes tendrán la oportunidad de visitar muchos sitios históricos como el Castillo Bizantino, construido por Justiniano o la Ciudad Vieja de Trikala, que consta de dos distritos, Varousi y Manavika.

La ciudad vieja también alberga algunos de los mejores restaurantes y cafeterías de Trikala, donde los turistas pueden degustar delicias locales.

Mientras tanto, el municipio de Trikala organiza uno de los mayores festivales navideños de Grecia. El “Molino de los Elfos” es un viaje único y mágico tanto para niños como para adultos y tiene lugar entre el 28 de noviembre de 2014 y el 4 de enero de 2015.


Trikala Korinthias uno de los destinos navideños mas populares para muchos atenienses debido a su proximidad a la capital.

Hay muchas actividades para mantener ocupados a los visitantes dentro de la ciudad, pero también hay muchos lugares importantes cercanos que pueden ser parte del itinerario de un turista. Por ejemplo, Meteora.

La impresiónate Meteora

El complejo de monasterios más importante de Grecia después del Monte Athos, o el centro de esquí de Pertouli. Estas inmensas rocas sólidas, partidas por terremotos, erosionadas por el agua y el viento durante millones de años, son la auténtica obra maestra de la naturaleza.

La región griega de Meteora. Foto: Wikipedia

Emergiendo hace unos 25 millones de años como el material del lecho marino elevado que fue el resultado de fuertes movimientos tectónicos, las rocas Meteora se convirtieron en un refugio para la humanidad.

Los primeros ermitaños llegaron a esta zona en busca de aislamiento espiritual y habitaron las cuevas de las rocas, con la única ayuda de cuerdas y escaleras. Las necesidades existenciales comunes y la fuerte fe religiosa los obligaron a vivir unidos en las primeras comunidades monásticas, su impulso común de fe los guió hacia la construcción irrepetible de monasterios de mayor valor arquitectónico y artístico.

Los 24 monasterios emergieron en las innumerables cumbres de las rocas desde el siglo XIV hasta el XVI, quedando 6 de ellos para ser explorados y admirados por todos. Estos monasterios se convirtieron en los centros del credo ortodoxo en la era bizantina, habiendo producido algunas de las mejores piezas de arte y artesanía religiosa y aún poseen una colección de preciosos manuscritos, que hoy se exhiben en sus museos.

Los monasterios de Meteora han sido incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO y la región de Meteora-Antichassia ha sido declarada oficialmente Zona Ecológica Natura 2000 por el Ministerio de Medio Ambiente de Grecia, para la protección de especies raras de aves y flores.