El Encanto Sereno de Sikinos en Grecia


Sikinos en Grecia
Crédito: Chris Kar / Wikimedia Commons

Las isla griega de Sikinos ubicada en la parte sur del complejo entre Ios y Folegandros, es uno de esos lugares no tan populares en Grecia que ofrecen una experiencia inolvidable a los viajeros, su encanto sereno alejado del ajetreado estilo de vida otras islas, lo hacen el destino perfecto para aquellos que buscan relajarse y disfrutar de la belleza natural del país.

La isla tiene una superficie de 416 km2 y una población de 273. El lado sur es liso mientras que el noroeste es un acantilado de 280 metros sobre el que se construye el pueblo, sus 242 residentes permanentes viven en Allopronia, el puerto o en Chora, a 4 km, más lejos

Antigua ciudad de Sikinos

En la antigüedad existía una ciudad con el mismo nombre. Se dice que originalmente se llamó Oenoë por el cultivo de la vid, pero fue nombrada Sicinos por el hijo de Thoas (el rey de Lemnos) y Oenoe (la ninfa náyade).

Existen algunos restos de la antigua ciudad situados sobre una montaña elevada y escarpada. También existe un antiguo templo de Apolo Pitio, ahora convertido en la iglesia Episkopí (ἡ Ἐπισκοπή). 


En Sikinos se produce miel fina, aceite de oliva y vino, famoso desde la antigüedad, según el sitio web oficial de la isla.

A diferencia de sus ruidosos vecinos Ios y Folegandros, Sikinos es una isla tranquila que atrae principalmente a familias y viajeros que buscan unas vacaciones tranquilas. Tiene todos los elementos naturales que caracterizan a las Cícladas, pero sin el ajetreo y el bullicio de las más populares.

Por ese motivo, en los últimos años varias familias extranjeras en su mayoría de Alemania, Suecia y Noruega han comprado casas antiguas en la isla, las han renovado y pasan tiempo disfrutando de la serenidad del paisaje.

La ciudad de Sikinos (Castro) es un excelente ejemplo de arquitectura cicládica con sus pintorescos callejones y la iglesia Pantanassa en el centro.

Los principales atractivos de la isla son el castillo de la Fuente Zoodochos Pigi (1690) y la fachada monumental del monumento funerario romano de la Diócesis (siglos II-III d.C.) remodelada en una iglesia cristiana, así como la singular Cueva Negra que atraen a muchos visitantes cada verano.

Las playas de la isla se encuentran en el lado sur, algunas de ellas tienen acceso por terreno y a otras se llega por barco, las mas populares son Agios Georgios, Agios Panteleimon y Dialiskari.