El Hígado, la Fuente de las Emociones Según los Antiguos Griegos


Prometeo
Prometeo. Crédito: Nicolas Sébastien /Wikimedia Commons / Dominio público

Para los antiguos griegos el hígado tenía un papel importante en la vida diaria tanto divina como espiritual. Incluso los términos utilizados hoy en día como hepático, hepatitis, hematoma, hepatología, derivan de la antigua palabra griega hepar que significa hígado.

Según los antiguos griegos el «hepar» (hígado) era el centro del alma y la fuente de las emociones; ellos creían que el hígado tenía la capacidad divina de regenerarse después de una pequeña incisión, esto lo podemos ver en las historias de los castigos de Prometeo y Ticio.

El mito de Prometeo

Prometeo
La tortura de Prometeo. Crédito Salvator Rosa / Wikimedia Commons / Dominio público

Según la mitología griega Prometeo era el Titán amigo de los mortales; Prometeo creía que los hombres eran dignos de poseer algunas cosas que solo eran permitida para los dioses.

El primer engaño que hizo a Zeus fue cuando realizó un sacrificio y dividió en dos partes: por un lado colocó la carne y las vísceras cubiertas de la piel del animal, y por otro lado la los huesos cubiertos por la grasa del buey, le dio a elegir a Zeus cual parte comerían los dioses y cuál parte dejarían para los hombres y Zeus engañado eligió la grasa.


Zeus se enfureció cuando se dio cuenta que había elegido los huesos; desde entonces los hombres quemaban sus sacrificios a los dioses ofreciéndoles los huesos y comiendo la carne.

Indignado con este engaño Zeus prohibió el fuego a los hombres, y fue cuando Prometeo cometió su gran hazaña de robar el fuego del monte Olimpo y llevarlo a los hombres.

Zeus se vengó más adelante de la humanidad y de Prometeo; su venganza con la humanidad fue cuando le infundió vida a Pandora, una mujer que más adelante abrió el ánfora que tenía todas las desgracias que Zeus quería para la humanidad.

Y su venganza contra Prometeo fue torturante; encadenó a Prometeo y envió un águila para que comiera su hígado, como él era inmortal el hígado volvía a crecer cada día, el águila volvería a comerlo cada día y éste a regenerarse, así hasta siempre.

El castigo de Ticio

Ticio
Ticio. Crédito: Tiziano / Wikimedia Commons / Dominio público

Ticio fue un personaje menor de lujuria desenfrenada según la mitología griega; se decía que era un gigante que media aproximadamente la tercera parte de un estadio.

El crimen de Ticio fue intento de violación a Leto, la amante de Zeus y madre de Apolo y Artemisa; Hera instigó a Ticio a cometer el crimen cuando Leto viajaba de Panopeo a Pito, rasgando sus vestidos e intentando violarla.

Los gritos de Leto atrajeron a sus hijos, Apolo y Artemisa, quienes fulminaron a Ticio con sus flechas, otras versiones de la historia dicen que Zeus le lanzó un rayo.

El castigo de Ticio fue ser lanzado al abismo de Tártaro, donde las serpientes y buitres comían su hígado eternamente.

En la odisea mencionan a Ticio: Vi también a Ticio, el hijo de la augusta Gea, echado en el suelo, donde ocupaba nueve yugadas. Dos buitres, uno de cada lado, le roían el hígado, penetrando con el pico en sus entrañas, sin que pudiera rechazarlos con las manos.

Otros datos importantes sobre el hígado

hígado
El hígado. Crédito: Henry Gray / Wikimedia Commons / Dominio Público

El hígado es un órgano complejo que desempeña muchas funciones importantes:

  • Almacena energía en forma de azúcar
  • Almacena vitaminas, hierro y otros minerales
  • Fabrica proteínas
  • Fabrica la bilis, la cual es necesaria para digerir los alimentos
  • Ayuda en la digestión al ayudar a absorber grasa y vitaminas, incluyendo vitaminas A, D, E y K
  • Procesa células sanguíneas viejas
  • Ayuda a «limpiar» la sangre al remover muchos medicamentos y toxinas, incluyendo el alcohol
  • Ayudar al cuerpo a resistirse a la infección al producir factores inmunes y remover bacterias del flujo sanguíneo
  • Mantener el balance hormonal

El día de hoy sabemos gracias a la ciencia que el hígado es el único órgano del cuerpo que puede regenerarse a sí mismo, a diferencia de los demás órganos del cuerpo humano.

Entonces ya no parece tan increíble creer porqué para los antiguos griegos el hígado era el órgano más importante.

Vea las últimas noticias de Grecia y el mundo en Greekreporter.com . Comuníquese con nuestra sala de redacción para informar una actualización o enviar su historia, fotos y videos. Siga a GR en Google News y suscríbase aquí a nuestro correo electrónico diario.