La Historia de Edipo: el Más Trágico Mito Griego

Por Luis Ospino


Edipo
Edipo, ahora ciego, confía sus hijos a los dioses. Crédito: Wikipedia / Dominio público.

La historia de Edipo es quizás la historia más trágica de la antigua Grecia. El personaje mitológico era el rey de Tebas y vivía bajo la sombra de una maldición que no pudo evitar hasta el final de sus días.

Esto muestra que los antiguos griegos no solo crearon historias gloriosas, sino también tragedias cargadas de dolor y desesperación.

Edipo era hijo de Layo y Yocasta, el rey y la reina de Tebas. Las desgracias de su línea fueron el resultado de una maldición infligida por su padre.

Cuando nació su hijo, Layo consultó a un Oráculo para averiguar su destino. Para su horror, el oráculo reveló que «estaba condenado a morir a manos de su propio hijo».


Los padres ordenaron a un sirviente que matara a su hijo, pero él no pudo hacerlo y se lo entregó a un pastor.

El pastor llamó al niño Edipo, o «pies hinchados», ya que Layo le había atado los pies con fuerza. El niño fue llevado a Corinto y entregado al rey Polibo, que no tenía hijos y que lo criaría como si fuera su propio hijo.

Esfuerzo inútil para escapar del destino

Cuando era adulto, Edipo escuchó el rumor de que no era hijo de Polibo y su esposa, Merope. Impulsado por la duda, fue al oráculo de Delfos y preguntó si los reyes eran realmente sus padres, pero en lugar de responder, el oráculo le dijo que tenía un destino oscuro, «aparearse con su propia madre y matar a su propio padre».

Desesperado por evitar la profesión de oráculo, Edipo, que pensaba que Polibo y Merope eran sus verdaderos padres, dejó Corinto y se dirigió a la ciudad de Tebas.

En el camino a Tebas, Edipo se encontró con Layo, los dos discutieron sobre qué carro tenía el derecho de paso. El rey tebano se dispuso a golpear al joven insolente con su cetro, pero Edipo, sin saber que Layo era su verdadero padre, arrojó al anciano de su carro y lo mató.

Así, Layo fue asesinado por su propio hijo, y se cumplió la mitad de la profecía que el rey había tratado de evadir al exponer a Edipo al nacer.

Antes de llegar a Tebas, Edipo se encontró con la Esfinge, una bestia legendaria con cabeza y pecho de mujer, cuerpo de leona y alas de águila.

La Esfinge fue enviada al camino que se acerca a Tebas como castigo de los dioses, y estrangularía a cualquier viajero que no pudiera resolver cierto acertijo; sin embargo, Edipo logra solucionarlo.

La recompensa de Edipo por liberar a Tebas de la esfinge fue la mano de la reina viuda, Yocasta; nadie se dio cuenta entonces de que Yocasta era la verdadera madre de Edipo.

Así, sin que ninguno de los personajes lo supiera, la profecía finalmente se cumplió.

El destino inimaginable de Edipo

Edipo, ahora rey de Tebas, intentó solucionar los problemas de una plaga provocada por el asesino del rey anterior. El oráculo advirtió que la única solución es capturar al asesino del Rey, de quien solo hubo un testigo.

Yocasta, ahora esposa de Edipo, envió a buscar el testimonio del asesinato de su difunto esposo y ex rey.

Edipo lo interrogó y reveló que hace unos años le dieron un hijo para que lo abandonara en el monte Citerón. El hijo del rey Layo y la reina Yocasta había sido entregado para morir, evitando que se cumpliera un oráculo fatal. Sin embargo, lo había entregado al pastor por misericordia.

Descubrió que era ese niño que estaba destinado a ser el asesino de su padre, y se maldijo a sí mismo y al destino. Cuando Yocasta entró en la casa, corrió al dormitorio del palacio y se ahorcó allí.

Edipo, furioso, corrió por la casa, descubrió el cuerpo de Yocasta. Gritó cuando vio su cuerpo sin vida y apuñaló sus propios ojos con las agujas que mantenían su túnica unida.

La trágica historia termina cuando Edipo abandona el palacio con los ojos ensangrentados y pide ser desterrado lo antes posible. Dice que prefirió cegarse a sí mismo porque no puede soportar mirar a sus padres en el infierno, a los hijos que ha engendrado o a la gente de Tebas.

 

Vea las últimas noticias de Grecia y el mundo en Greekreporter.com . Comuníquese con nuestra sala de redacción para informar una actualización o enviar su historia, fotos y videos. Siga a GR en Google News y suscríbase aquí a nuestro correo electrónico diario.