Bebés abandonados celebran su primera Navidad en el hospital de maternidad más grande de Grecia


Bebes abandonados
Marianthi Nikolopoulou acurruca a un bebé abandonado en el Hospital Elena Venizelou

La temporada navideña tiene un significado adicional para los trabajadores del hospital de maternidad más grande de Grecia. Los bebés bajo su cuidado no están envueltos en las comodidades normales del hogar y la familia que asociamos especialmente con la temporada navideña, sino que dependen completamente de ellos para brindarles todo el amor y la atención que necesitan.

Este hecho hace que los médicos, enfermeras y trabajadores sociales del hospital de maternidad más grande de Grecia sientan un sentido adicional de responsabilidad al cuidar de los bebés abandonados durante las vacaciones.

El personal del hospital debe brindar no solo atención, sino también amor y un cálido abrazo a los bebés que sus madres han dejado atrás después del parto.

Para Marianthi Nikolopoulou, trabajadora social en jefe del Hospital Elena Venizelou en Atenas, este es un papel que asume con placer y orgullo.


En declaraciones a Greek Reporter, la madre de dos hijos dice: “Me siento como si fuera su verdadera mamá… Durante la Navidad, cuando otros niños esperan regalos de Santa Claus, lo único que estos bebés esperan de nosotros es un cálido abrazo. amor y cuidado.»

Nikolopoulou dice que no está sola. «Todos en el hospital consideran a estos bebés como si fueran suyos… Estos niños son nuestros hijos».

Ella dice que las mujeres que van al hospital para dar a luz «generalmente no son conscientes de los problemas relacionados con el cuidado infantil».

“Muchas no han ido al médico ni al hospital para hacerse pruebas durante el embarazo… Por tanto, existe el peligro que los recién nacidos puedan tener problemas de salud”.

Muchas de las mujeres consumen drogas o tienen problemas psicológicos y es posible que otros miembros de la familia no puedan mantenerlas.

Hospital de bebes abandonados
Elena Venizelou es el hospital de maternidad público más grande de Grecia

Los niños permanecen en el hospital entre dos y dos meses y medio.

“Quizás sea mucho tiempo para que un recién nacido permanezca en un hospital, pero es necesario para que podamos trabajar con la madre y determinar si ella quiere y está en condiciones de recuperar al niño”, dice Nikolopoulou.

Se abstiene de utilizar el término «abandonado», ya que algunos de estos bebés eventualmente serán reclamados por sus madres biológicas u otros miembros de su familia extendida.

Según los últimos datos disponibles, desde el año 2015, cerca del 40 por ciento de los niños abandonados en Grecia finalmente son devueltos a sus familias.

Dr Giorgos Liosis
Dr Giorgos Liosis

El Dr. Giorgos Liosis, jefe de la unidad de partos prematuros del hospital, dice que su principal responsabilidad es brindar atención médica a los bebés abandonados.

Sin embargo, luego de asegurarse de que su salud es satisfactoria, y si la madre biológica o miembros de la familia no se presentan, consulta con las autoridades judiciales correspondientes. El niño solo puede ser trasladado al hospital público Mitera, donde pueden comenzar los procedimientos de adopción.

El proceso para la adopción de un niño puede llevar meses. Encontrar un padre apropiado para un niño abandonado es un procedimiento extremadamente complicado que incluye un perfil riguroso de los posibles padres.

Todos los datos relacionados con los niños abandonados se almacenan en el Hospital Mitera. En el futuro, la información puede estar disponible para el niño si él o ella quiere rastrear a su madre biológica por razones sociales o médicas.

Un promedio de 35 niños abandonados son adoptados de Mitera cada año. La cantidad de personas que solicitan la adopción es mucho mayor, generalmente entre 150 y 200 cada año. Esto resulta en un período largo, y sin duda frustrante, en la lista de espera para padres aprobados.

Sin embargo, para niños mayores o niños con necesidades especiales, la adopción es un proceso mucho más fácil y rápido.

El problema de los recién nacidos abandonados no es nada nuevo. Sin embargo, algunos dicen que ha existido un aumento de estos casos desde que la crisis económica golpeó a Grecia.

Otros afirman que las razones que llevan a las madres a abandonar a sus hijos no son principalmente económicas, sino que se deben a su condición psicológica, problemas de salud, abuso de drogas o al cambio de circunstancias relacionadas con su pareja.